TÓTEM O TABÚ

Joseph Campbell

Tabú es palabra polinesia que significa “pleno de poder espiritual”, y de ahí la implicación de “no tocar”  en su significado . En contraste con “tabú” está noa, lo profano. Cuando el mundo se experimenta no como lo simbólico de arquetipos eternos, sino como  contexto de las cosas perecederas, eso es “noa”. Cuando, por el contrario, percibimos la elocuencia de lo invisible, eso es tabú.

El arte tradicional en cualquier cultura es tabú. El arte tradicional es una teofanía: una manifestación en lo visible y en lo audible de las operaciones de lo visible y  lo audible en la naturaleza, en la sociedad, y el individuo. El arte tradicional es revelado por la divinidad, precisamente como las Sagradas Escrituras, para los judíos ortodoxos, los cristianos, y los mahometanos, son revelación de Dios. Entre las así llamadas razas nativas, todo arte y artesanía, ya sea música, danza, escultura, pintura o construcción de canoas, de casas y de macetas, la pesca, la caza y el bordado, son exposición de ciertas ideas fundamentales de la tradición, y estas ideas fueron reveladas al hombre por los dioses mismos. Los hawaianos dicen de sus danzas más importantes, los grandes hulas: no ke akua mai: “Son de los dioses”. Sus bellas y profundamente significativas formas provienen del wa-po, la Edad Mitológica previa al comienzo del mundo.

Sin embargo, la mitología no es historia (ensayo del hecho literal), sino visión (una simbolización pictórica de los decorados de la existencia). De ahí que la Edad Mitológica se comprenda en Polinesia ( y en todas partes, en general), no solamente como una era, sino también como una profundidad continuamente productiva, localizada por detrás y por debajo de la superficie de las cosas. El vacío, del que emanó el mundo en sus comienzos, es continuamente, ahora y siempre, responsable creativo de las formas que observamos. El vacío, por así decirlo, es nuestro pozo interior, la fuente perpetua. Las grandes danzas nos hablan, no solo de los comienzos del mundo, sino de una profundidad en nosotros mismos.

En Polinesia, donde los problemas simbolizados por el mito fueron elaborados extensamente, estas profundidades (a un tiempo metafísicas y metapsicológicas) son descritas por medio de gran número de impresionantes imágenes cosmogónicas. Las siguientes, de Nueva Zelanda, son buen ejemplo. Aquí, el Vacío primordial es representado como generador de una serie de estados de gradual condensación, de emanaciones que precipitan, finalmente, como paredes elásticas de Espacio:

El Vacío

El primer Vacío

El segundo Vacío

El extenso Vacío

El Vacío que cubre la Tierra

El Vacío comprimido

El Vacío no posesivo

El delicioso Vacío

Las cuerdas del Vacío

La Noche

La Noche colgante

La Noche a la deriva

La Noche dolorida

La hija del perturbado Sueño

El Ocaso

La Permanencia del día

El Día luminoso

El Espacio

“THE ANCIENT HAWAIIAN HULA”, in THE ECSTASY OF BEING, Mythology and Dance, New World Library, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s