AvA

a medida que nos hacíamos paso entre 

la marabunta de los reporteros y 

los asistentes al juicio 

no pude evitar mirar hacia arriba, 

a la estatua del soldado confederado expuesta al sol 

en la plaza de los juzgados, tiesa y erguida como la aguja de un reloj de sol, 

marcaba el tiempo, 

vigilante

(Mamie Bradley, madre de Emmet Till)

cooped

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s