“IL PASSAGGIO DELLA LINEA”. Un film veramente libero, cosí. Con Arturo “conoce a Peter Colosino?” Nicoladi, (0:28) Cosí

Krishnamurti (2)

El conocimiento, en la relación, crea la división. Es decir, que cuando tienes una relación con tu marido, o con tu esposa, o con una chica, o con quien sea, el conocimiento entra, gradualmente a formar parte de esa relación. El conocimiento es lo que has adquirido, lo que recuerdas, lo que has experimentado en esa relación. Si? Seguimos de viaje juntos, nos acompañamos?

El público: Sí.

Krishnamurti: Estupendo! Porque, ya sabéis, para acompañar a alguien en un viaje necesitamos de esa cualidad del afecto que es la de compartir, algo que no sea meramente escuchar una descripción de palabras. La descripción no es lo descrito, la palabra no es la cosa. Si solo lo sigues y descifras las palabras, entonces no vamos juntos de viaje. No tenemos la claridad que es tan esencial para la investigación. Pues no se trata de seguir al que te habla. Si solo sigues al que te habla entonces el que te habla se transforma en una autoridad, y ya tenemos suficiente autoridad en el mundo, no pongamos otra más. Lo que hace falta es liberarse de esa autoridad. Autoridad significa la autoridad de alguien para decirte lo que tienes que hacer. Entonces es cuando dependes de alguien, y de ahí derivan los problemas con la autoridad. Mientras que, si aprendes a observar, si te comprometes por completo a prestar atención a tu relación (relación con Todo a través de la hermenéutica de sistemas. Deconstrucción de narrativas. Nota del T), te das cuenta de que esto no te lo puede enseñar nadie. Esto tienes que aprenderlo con la experiencia, no se puede aprender en un libro. De modo que, si me permites el consejo, utiliza al que te habla como un espejo en el que tú te veas. Y cuando aprendas a verte en ese espejo, rómpelo, de modo que te liberes de tu interlocutor, para que puedas ver lo que está pasando por ti mismo.

Como decía, nos guardamos demasiadas imágenes y conclusiones, de modo que la mente nunca es libre para elegir. La mente ha acumulado todas estas conclusiones  a través de la educación, a través de la relación, a través de la propaganda, en un millar de formas distintas, la mente funciona con conclusiones, mecánicamente, por tanto. Pero la relación no es algo mecánico, incluso si la reducimos a una rutina, a un proceso mecánico.

Tenemos que comprender el significado de la palabra “conocimiento”, muy profundamente, y también lo que, en tu relación, significa ser libre de ese conocimiento. El conocimiento es necesario, ni tú ni el que os habla podéis prescindir de vuestro idioma para comunicaros. El conocimiento es necesario para hacer cualquier cosa funcionalmente, tecnológicamente, como ir en bicicleta, todas esas cosas. El conocimiento es necesario para funcionar de forma eficiente, objetiva, racional, pero estamos utilizando la función para conseguir el estatus. Y cuando hay búsqueda del estatus a través de la función, hay división, conflicto entre función y estatus, lo que es parte de nuestra relación unos con otros. Cuando buscas estatus en la función, entonces, para ti, el estatus es más importante que la función, y de ahí resulta el conflicto, tanto interna, como externamente. Tenemos que observar esto, la forma en que la mente trabaja en la relación, que a través de la función busca el estatus, y que por lo tanto, encuentra el conflicto, y también hay conflicto allí donde hay división entre tú y el otro, donde tu conocimiento sobre tu marido, tu chico, tu chica, el que sea, actúa como división. Por lo tanto, es solo cuando la mente es libre, o más bien, se da cuenta, que ve la función del conocimiento, y la necesidad del conocimiento, y ve el peligro, el veneno del conocimiento en la relación. Espero que esté claro.

Mira, si yo estoy casado contigo, y he vivido contigo, he acumulado mucho conocimiento sobre ti en esa relación. Ese conocimiento se ha convertido en tu imagen. Me has dado sexo, placer, me has insultado, me has fastidiado, me has maltratado, me has dominado, me has dicho que las mujeres son más importantes que los hombres (o viceversa. Nota del T), ya sabes lo que está pasando en el mundo. Qué infantil es todo esto. Qué inmaduro. Me he hecho una imagen de ti. Puede ser de uno o de diez años. Esa imagen nos divide. Y tú también tienes tu imagen de mí. Así que nuestra relación es la relación entre esas dos imágenes, de modo que no hay relación. Una vez que nos damos cuenta de esto, es posible vivir en un mundo con conocimiento, que es absolutamente necesario, y con libertad de ese conocimiento en la relación? Porque entonces la división cesa, y el conflicto, en consecuencia también. Y tal y como está, lo que se ve en el mundo es más y más conflicto, miseria, confusión, dolor por todas partes. La mente se encuentra en un estado de ansiedad en relación cuando solo se centra en el conocimiento, y no en la sabiduría (Conocimiento vertical. Nota del T). Y la sabiduría llega cuando hay comprensión del conocimiento, y la liberación de lo ya sabido. 

De modo que nuestra pregunta es: puede la mente que funciona con conclusiones, con imágenes, puede esa mente ser libre, no mañana, o en un determinado límite de tiempo, sino estar fuera del conflicto, ipso facto?  Eso es solo posible cuando aprendemos a observar, a observarnos a nosotros mismos y al otro. Y de hecho, es mucho más importante que te observes más a ti mismo que al otro, porque lo que tú eres, el otro lo es también, tú eres el mundo y el mundo está en ti, no hay tal separación. Tú eres la sociedad que has creado. Esta sociedad, su fealdad, su brutalidad, su extravagancia, la contaminación, todas las cosas que están pasando y que son el resultado de nuestra diaria actividad, así que tú eres la sociedad, tú eres el mundo y el mundo está en ti. Y esto no es un mero silogismo, sino un hecho cierto. Y para reconocerlo, la mente ha de ser libre para mirar, libre de la distorsión de opiniones y conclusiones. Entonces la mente es nueva, para mirar, y para aprender. 

Krishnamurti: “On Relationship” (90-91)

Tre volte ho attravaersato la linea di confine, la prima vuolta di frodo, con l’aiuto di un contrabandiere, in qualche moddo, almeno una voltta legittimamente, sicuramente somo stato uno dei rarissimi che sono tornati di spontanea volontá al punto di partenza/ I crossed the line 3 times. The first illegally, with the help of a smuggler, and, somehow, legally at least, once. Surely I’m one of the very few who returned willingly to the starting point.

Le passage de la Line/The crossing of the line, de Georges Simenon

en

“Il passagio de la linea”, de Pietro Marcello. Acción.

El hombre está sentado, en su hamaca, medita, se pone la gorra, y lee su periódico. Bajo el sol.
La mujer aparece paseando a su perro, es un perro de pelo corto y de buen tamaño, musculoso, se encuentran y sonríen y se ríen y se cuentan, los dos llevan puesta la visera. El hombre, que es maduro, tiene canas, lleva el torso desnudo y exhibe musculatura de atleta, con el periódico oculta su pecho, en un acto de aparente pudor, del lado del corazón. Se diría el pudor y la cortesía, de un abanico en España.

Ambos guardan la social distancia, pero no demasiado, pues no llevan máscara, y socializan también.

El hombre lleva puestos unos trunks negros. La conversación prosigue bajo el sol. Se escucha el ruido de una excavadora, los cantos aislados de muchos pájaros, alguna ola lejana de tráfico, una avioneta, un helicóptero, un deshollinador.

El observador teme en todo momento, que la mujer y el hombre hablen de él, oculto tras su cortina, pero no puede dejar de mirar, porque ese momento y no otro, es el que tiene interés. Hay que sembrar, para recoger.

Pero el hombre y la mujer siguen riendo, en respetuosa intermitencia. El brazo del hombre parece más poderoso que nunca. La postura de la mujer, que también es madura, y viste chándal y camiseta, es la de una golfer americana, muy cómoda. El observador sigue temiendo que a él se refieran, cuando la postura de ambos se hace más confidencial.

Pero repentinamente cambian, de vista y de dirección, y el hombre sigue protegiendo, en todo momento su corazón. Y ya se separan. Muy cordialmente. Ha llevado un rato. Por mi experiencia he comprobado, que es por aquí muy apreciada, la cubierta azucarada, de una fantasía animada, y también la gentileza.

Al salir de este cuadro es cuando han aparecido una banda o gang de pavos salvajes. El plumaje de los machos es azul technicolor, rojo sangre muy vivo, es el color del moco en la gallera. Las hembras son finas, magras y delicadas. Los machos desfilan como la realeza, muy estirados, también como bolas de Navidad, en una percha colgados, de sus cuellos isabelinos. Se me antoja decir de ese plumaje, que muestra un color u otro, en función de la refracción, de la luz en su plumero, como las del colibrí. 

Marchan los pavos por el parque Rv, como auténticos pavos capos,  haciendo avanzar a sus bitches, a golpe de comanda gargarítmica. Un perro les ladra, y ellos de inmediato le contestan glUglUglUglU! Y EL PERRO SE CALLA. Y otra vez les ladra. Y ellos le contestan gLu, glU, Gluu, Glú! y de nuevo se tiene que callar. Ya ves.

Ezequiel,

En lo alto de un cable de la luz, 

entre dos viejos postes, 

una pareja de cuervos se atusa, 

el uno al otro,

las plumas, 

Mantengo con ellos incipiente amistad, 

pendiente de ser observada, desde la afectividad,

Una paloma duerme, todavía, a estas horas, con la cabeza escondida, debajo del plumón, hecha un puño, o un muñón, sobre el mismo cable del que nos hablas

El gran Roble del Parque, y del Otro lado, un Camarada, 

resplandecen. Y hasta le perdonan al acebo, 

su osadía de putón verbenero, 

y hasta lo celebran, 

Todo brilla que es un verdor pero

Hay que volver adentro 

Memo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s